La Madera Dura Americana se ha promovido siempre a los diseñadores como un producto natural que debe utilizarse por completo, minimizando el desecho. El principal valor de diseño de la madera de frondosas estadounidenses se encuentra en su amplia gama de colores y veteados. La madera no es un material homogéneo, y esto es lo que la hace tan excitante para los diseñadores, ya que permite crear productos únicos en color y carácter. Existen muchos materiales que no son de madera y que cubren las necesidades de uniformidad. 

Desde el punto de vista del diseño, es esencial abarcar todo el carácter de la madera de frondosas estadounidenses, para resaltar su belleza. Pero también, desde un punto de vista de sostenibilidad, los desechos pueden minimizarse al usar todo el color natural del material y las variaciones de la fibra. 

El máximo aprovechamiento de la maderas de frondosas estadounidenses, para reducir los desechos y mejorar la naturaleza del diseño, demandará una forma diferente de pensar por parte de los diseñadores que están muy preocupados sobre la uniformidad y el uso de las calificaciones de la más alta calidad.

Los diseñadores deben ser conscientes de que el diseño en sí, y el uso del stock, ejerce un impacto enorme sobre la sostenibilidad de este material. Los diseñadores también tienen la responsabilidad de notificar a los clientes que este material natural variará en color para evitar la decepción. Las muestras no pueden reproducirse en forma idéntica en grandes volúmenes.

Cada vez más diseñadores están modificando sus actitudes para aplicar el color y el carácter de la madera de frondosas estadounidenses. Por ejemplo: Rafael Moneo estaba deliberadamente relajado sobre la variación de color y del veteado en el Archivo General de Navarra, España, lo que resultó en una atmósfera espectacularmente rústica para el edificio.

Diversos arquitectos y diseñadores están liderando el camino en el uso de este material de manera sostenible.

 

Iniciativas de construcción ecológica

Las crecientes preocupaciones sobre la seguridad energética, el calentamiento global y el riesgo de un cambio climático catastrófico combinado con los compromisos nacionales a los objetivos de Kioto condujeron a diversas iniciativas de políticas, para mejorar la eficiencia energética en los países que consumen madera. 

El entorno construido ha sido un punto clave de muchas de estas iniciativas. Es globalmente responsable de un 30 a un 40% del uso de energía y de las emisiones de CO2. La investigación realizada por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático sugiere que los edificios ofrezcan el máximo potencial para las reducciones de emisiones sobre todos los demás sectores. Incluso la aplicación de las tecnologías existentes podría recortar las emisiones de carbono de los edificios a la mitad, sin aumentar de manera significativa los costos de inversión. 

Los estándares de eficiencia de energía en la construcción están por lo general vinculados a los estándares de clasificación de construcción ecológica y los procedimientos de certificación, que intentan ofrecer una medición más amplia del desempeño ambiental de edificios enteros. La mayoría de estas herramientas clasifican a un edificio mediante su diseño y fase de construcción, si bien algunas también clasifican a un edificio terminado en funcionamiento.

Algunas clasificaciones de construcción ecológica y los sistemas de certificación, en especial LEED con base en Estados Unidos, y BREEAM con base en el Reino Unido, han sido modificados para su aplicación internacional. No obstante, la tendencia actual es hacia el desarrollo de sistemas con base nacional, para cumplir con las necesidades específicas de las industrias de la construcción local, y para reflejar las diferencias en la práctica estándar, las culturas y los temas ambientales. El rango de países con sistemas de clasificación de construcción ecológica aumentó rápidamente en los últimos años.

IMAGE 87

AHEC está controlando la evolución de estos sistemas con el objeto de identificar las oportunidades de incrementar el uso de la madera de frondosas estadounidenses. Los productos de madera de frondosas estadounidenses tienen potencial para realizar una contribución significativa hacia el logro de altas clasificaciones bajo varios de esos sistemas, por ejemplo, al contribuir con créditos para el rendimiento de la energía edilicia, calidad del aire interno, materiales renovables, reutilización de materiales y edificios, y gestión de desechos de construcción.

Sin embargo, AHEC también considera que todavía se requiere de una gran cantidad de trabajo, para garantizar que los estándares le estén dando el crédito adecuado a los atributos ambientales de los productos de madera de frondosas estadounidenses. Un problema clave es que muchas herramientas de clasificación de construcción ecológica no se basan en un enfoque integral de Evaluación del Ciclo de Vida (LCA). En su lugar, se da crédito a una variedad de atributos ambientales que se perciben como deseables de manera no coordinada y potencialmente contradictoria.

Los ejemplos de los sistemas de clasificación de construcción ecológica incluyen:

  • BREEAM – Building Research Establishment Environmental Assessment Method (Inglaterra)
  • Built Green (Canadá, Estados Unidos)
  • CASBEE – Comprehensive Assessment System for Building Environmental Efficiency (Japón)
  • DGNB Certification System (Alemania)
  • Energy Star (Estados Unidos)
  • Estidama (Emiratos Árabes Unidos)
  • Green Globes (Estados Unidos, Canadá)
  • Green Star (Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica)
  • HK-BEAM – Hong Kong Building Environmental Assessment Method (Hong Kong)
  • HQE – Haute Qualité Environnementale (Francia)
  • IGBC Rating System & LEED India Green Building Rating Systems (India)
  • International Initiative for a Sustainable Built Environment SB Tool (Italia, España, Portugal, República Checa, Israel, Korea del Sur, Taiwán)
  • klima:activ (Austria)
  • LEED Leadership in Energy and Environmental Design (Estados Unidos, Canadá)
  • Living Building Challenge (Estados Unidos, Canadá)
  • Green Building Index (Malasia)
  • Green Building Label and Green Building Design Label – Three Star System (China)
  • NABERS – National Australian Built Environment Rating System (Australia)
  • NAHB Model Green Home Buildings Guidelines (Estados Unidos)
  • National Australian Built Environment Rating System (Australia)
  • PassivHaus – (Alemania)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.