El arquitecto Román Izquierdo Bouldstridge ha diseñado la tienda de ropa premamá de la marca Mit Mat Mama, situada en el distrito de la Eixample de Barcelona, donde los artículos de venta y la arquitectura se unen armónicamente en un ambiente natural lleno de plantas y de luz, usando Madera Dura de Fresno Americano.

 

En la entrada se sitúan unos maniquíes bajo las hojas de un limonero, en sintonía con las escaleras de madera y la escalera metálica de caracol que, además de dar acceso al almacén, también actúa como un elemento escultural.

 

Las escaleras de madera de Fresno Americano son el elemento principal del diseño y marcan un notorio ritmo vertical a lo largo de todo el interior.

Las barras de acero de color blanco y las plantas, colocadas de manera aparentemente aleatoria, crean un escaparate dinámico fácilmente modificable. El recorrido natural del cliente está pensado para que mire las prendas de ropa, pase por el probador y finalmente se vea a sí mismo proyectado en dicho escenario a través de la imagen del espejo que, además, duplica el espacio.

 

El diseño, como primera estrategia, concentra los servicios de caja, probadores, baño y almacenamiento en una franja longitudinal de planta baja y altillo para liberar al máximo el espacio de exposición de ropa. Se crea así un espacio diáfano de cuatro metros de altura con una relación directa a la calle. El escaparate es la totalidad de la tienda. Varios bancos de madera expanden la tienda al exterior, invitando a entrar. La calle también se hace tienda.

La segunda estrategia de diseño ha inventado un único sistema modular que resuelve todas las funciones necesarias, cumpliendo con el bajo presupuesto y el limitado tiempo de ejecución, consistente en dos filas de diez escaleras de madera de Fresno Americano colocadas en sentido perpendicular a la calle sobre cuyos peldaños se apoyan unas barras de acero y unos tableros blancos de madera.

 

Dependiendo de la altura en la que se encuentren las barras de acero y los tableros blancos, estos tienen una función diferente; a 40 cm, el tablero actúa como banco, a 80 cm, como mesa. Las barras de acero, a 160 cm, actúan como soporte para colgar la ropa, a 200 cm, para colocar la cortina de los probadores, mientras que en las alturas superiores las barras de acero sirven tanto para colgar las macetas de las plantas como para sujetar los focos de luz. La flexibilidad del sistema permite modificar la colocación de los tableros y las barras sin alterar el concepto original y consiguiendo funciones diversas.

 

 

Detalles del proyecto:

 

Especie: Fresno Americano

Arquitecto: Román Izquierdo Bouldstridge

Construcción: del 10 al 16 de Julio de 2015

Presupuesto: 14.800 Euros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.