Las reglas para la clasificación por calidades de la madera aserrada de frondosas estadounidenses fueron establecidas hace más de 100 años por la National Hardwood Lumber Association (NHLA) y hoy continúan siendo la normativa que sigue la industria de frondosas en los EE.UU. constituyendo las bases para la clasificación por calidades de la madera aserrada para exportación. La NHLA tiene más de 2.000 asociados en todo el mundo. 

La madera es un material natural y por su misma naturaleza puede contener diferentes características y defectos que se deben conocer y tener en cuenta para cualquiera de sus posibles aplicaciones. La clasificación de la madera aserrada durante el proceso productivo ayuda a determinar, en gran medida, el valor y el uso potencial posible de cada tabla. 

Las reglas de clasificación de la NHLA proporcionan, tanto al comprador como al vendedor un lenguaje común, bien fundamentado e imprescindible para las transacciones comerciales. A pesar de que las reglas de la NHLA están orientadas hacia el mercado interno norteamericano, es esencial que los compradores de todo el mundo tengan unos conocimientos básicos mínimos de ellas para poder obtener la calidad deseada. La calidad permite al fabricante poder determinar su factor de desperdicio y valorarlo frente al coste de la madera adquirida. Debido a que las calidades se basan en el porcentaje de madera sin defectos existente en una tabla, muchas de las hermosas características naturales propias de la madera de frondosas, se desestiman y por tanto, no se valoran al calcular dicho rendimiento. 

Con algunas excepciones, la madera aserrada de frondosas se clasifica según las dimensiones y el número de cortes limpios (piezas libres de defectos) que se podrían obtener de una tabla al despiezarla para la fabricación de un producto. Las reglas de clasificación se diseñaron pensando en el mercado de fabricación de muebles, con el fin de poder proporcionarle un porcentaje medible de madera sin defectos en cada calidad. Las calidades superiores suministran piezas largas sin defectos mientras que las calidades “comunes” están pensadas para proporcionar piezas que deben ser saneadas para proporcionar piezas sin defectos aunque más pequeñas. 

Las calidades superiores incluyen FAS, FAS una cara (FAS/1F) y Selects. Son calidades adecuadas para molduras largas sin defectos, productos de carpintería como marcos de puerta y para arquitectura interior. También se utilizan en mobiliario cuando se requiere un elevado porcentaje de piezas largas, anchas y sin defectos. 

Las calidades “comunes”, principalmente la Número 1 Común (Nº 1C) y la Número 2A Común (Nº 2AC), son probablemente más adecuadas para la industria de mobiliario de cocina, para partes de mobiliario y para la industria de suelos de madera. Es importante notar que, una vez eliminados los defectos, la madera saneada que se obtiene de las calidades “comunes” es la misma que la de las calidades superiores, pero en piezas más pequeñas (más cortas y/o más estrechas). El nombre con el que se designa cada calidad indica únicamente el porcentaje de madera sin defectos existente en la tabla, no su aspecto general. 

El bosque estadounidense de frondosas es el más grande de su tipo en todo el mundo, con una probada tradición de gestión sostenible. Tras un análisis se podría comprobar el gran beneficio que suponen las calidades “comunes” tanto en cuestión de precio de la madera como en rendimiento posible de la misma. Todos aquellos esfuerzos por aprovechar lo que el bosque ofrece en su totalidad, ayudarán a asegurar que este recurso perdure para las generaciones venideras. 

AHEC quiere agradecer a la  NHLA su ayuda para producir esta sección. 

 

 

Link a la sección de “Calidades estándar”.

Link a la sección de “Características y defectos”.

Link a la sección de “Excepciones”.

Link a la sección de “Por colores”.