La misión de crear una nueva imagen contemporánea para Au Pain Doré, una cadena de panaderías, se le confió a Nature Humaine, un estudio de arquitectura situado en Montreal. Este establecimiento de venta, que se ha remodelado por completo, ha utilizado Poplar Americano para dar calidez y contraste a un impactante diseño.

Ocupa la planta baja de un edificio de tres plantas en la zona de Côte-des-Neiges, en Montreal. El diseño de Au Pain Doré se basa en el concepto europeo de una “panadería/cafetería”, en el que se combina la venta de productos recién horneados con la degustación de un café de calidad.

El espacio interior se ha rediseñado por completo y se ha hecho una ampliación en la parte trasera dando lugar a una superficie total de 140 m2. Para hacer más dinámica la configuración de este espacio, más bien estrecho y lineal, los arquitectos concibieron una estructura de madera hecha en su totalidad con listones de Poplar Americano.

 

El concepto espacial del proyecto se inspiró en las redes de mimbre de las cestas utilizadas tradicionalmente para el pan“, explica Stéphane Rasselet, arquitecto encargado del proyecto. “El ritmo aleatorio de esta celosía transmite una sensación de dinamismo en cuanto se entra en la panadería“.

Una estructura de madera con elementos verticales a intervalos regulares sirve de apoyo a una serie de listones de Poplar Americano dispuestos al azar en la superficie del techo dando lugar a un enrejado con huecos y creando espacios para la iluminación y la ventilación. El tono cremoso claro del Poplar Americano que contrasta fuertemente con las superficies negras del techo de encima. La celosía también envuelve las paredes, en las que se convierte en bancos, mostradores y en estanterías para los productos horneados.

 

Para este proyecto buscábamos una madera que ofreciera un veteado interesante con diversos tonos y colores. La madera elegida tenía que proporcionar un marcado contraste con los otros materiales monocromáticos utilizados en el proyecto (acero pintado en negro, azulejos blancos y suelos grises), combinándose al mismo tiempo con ellos para crear el estilo de diseño contemporáneo que caracteriza al espacio”.

También se eligió la madera de Poplar Americano para crear las estanterías, los sobres de las mesas y el revestimiento del largo mostrador que se extiende a largo de toda una pared en el espacio principal. Se diseñaron vitrinas de cristal integradas en el mostrador y estanterías detrás del área de preparación con el fin de exhibir los productos de panadería. Los listones de Poplar Americano de los laterales del mostrador se han dispuesto en ángulo, de manera similar al revestimiento exterior de una cabaña de madera, con el fin de crear líneas de sombras que refuerzan de nuevo la sensación de dinamismo.

El área de cafetería está situada en la parte delantera del espacio, con asientos colocados a lo largo del escaparate de cristal mirando hacia la calle. Siguiendo hacia el interior, el mostrador de servicio se dispone en diagonal con el fin de señalar el paso a la zona de panadería y dejar espacio para una mesa elevada de apoyo en la pared de enfrente.

A partir de ese punto el entablado de Poplar Americano adquiere altura para ocultar el área de cocina adyacente, mientras que los lavabos están ocultos en el interior de un gran cubo negro. La parte superior de este cubo ocupa parte del techo para romper la celosía de madera, separando el área de servicio a un lado y el espacio de cafetería al otro.

La mitad trasera de la panadería, con vistas a una pequeña terraza a través de ventanas que se extienden hasta el techo, está equipada con mesas y bancos. Del techo cuelgan focos y bombillas al descubierto para iluminar el espacio, suspendidos sobre las superficies de trabajo y las mesas de la cafetería.

El tono blanco cremoso de los sobres de las mesas y de los asientos de los bancos contrasta fuertemente con las estructuras que los sustentan fabricadas en acero negro. El arquitecto eligió un acabado de laca de uretano con un 35% de brillo. Este acabado transparente, explica, deja ver el aspecto natural, el color y el veteado de la madera, y mejora su durabilidad con respecto a los requisitos de uso y mantenimiento de una panadería.

 

“Ya habíamos utilizado la madera de Poplar Americano en otros proyectos, pero nunca mostrando su aspecto natural”, comenta el arquitecto Stéphane Rasselet. “La habíamos utilizado, por ejemplo, para crear mobiliario, pero sin cepillar y teñida para darle un aspecto cálido y rústico. Para el proyecto de esta panadería nos atrajo especialmente el juego natural de matices de color que produce el Poplar Americano. Es una especie que indudablemente volveremos a utilizar en proyectos futuros”.

 

 

 

 

Datos del Proyecto

 

Arquitectos: Nature Humaine

Página web: naturehumaine.com

Ubicación: Côte-Des-Neiges, Montreal, Canadá

Superficie: 140 m²

Fecha de terminación: 2014

Crédito de las fotografías: Adrien Williams

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.